Shadowlight | T1x03: Negativos

viernes, 14 de noviembre de 2014

T1x03 - Negativos
Brian se dirigió a la oficina. Llevaba una bandeja con seis cafés y tenía las manos congeladas. Musitó unas cuantas maldiciones y suspiró antes de entrar por la puerta de El Heraldo de Oakville, el mayor periódico de la ciudad. 

Hacía varios meses que era becario y estaba un poco harto de las condiciones. Para empezar, aquello que le daban a final de mes no se le podía llamar sueldo, le explotaban y le tenían de chico de los recados, siempre a por cafés a las tantas, los peores turnos y todo lo demás y era el que más horas extra chupaba en la empresa. Sin embargo, tenía la esperanza de ser redactor jefe algún día y eso era lo que le hacía estar allí a aquellas horas intempestivas.


- ¡Al fin llegas! - exclamó Edward, arrancándole un café de la bandeja. - Aún tenemos que maquetar la portada de mañana.
- Muy bien, señor. - dijo Brian, dejando la bandeja en una mesa y quitándose la cazadora - ¿Por dónde quiere que empiece?
- Ve maquetando la portada principal. En grande destaca "¡¡Adíos, Señor Keller!!" y pon una foto de esas de cuando Maxwell era joven.
- ¡¡Ha muerto!! - se sorprendió Brian, cuando había salido a por los cafés aún no había fallecido el presidente.
- ¡No! Pero un buen periódico sale adelante siendo previsores. Vamos a hacer varias portadas, ya están listas las de "El Presidente continúa estable" y "Keller está listo para un segundo asalto". Hay que pensar en todo.
- ¿Así que le matamos, le curamos y le dejamos como está? Tiene un día completito. - comentó Brian.

Edward se partió de risa con el comentario y le dio una paternal palmada en la espalda a Brian. Le gustaba aquel chico desde que había cruzado su puerta con su currículum y sus sueños. Le recordaba un poco a él hacía veinte años. 

Brian le vio entrar en su despacho y en cuanto la puerta que rezaba, "Edward Stephen, Redactor Jefe" se cerró hizo crujir sus dedos y se puso a maquetar y a  bucear el archivo digital para buscar la foto del presidente. Una vez listo avisó a Edward quien corrigió lo que pareció incorrecto en la portada y le dio su visto bueno.

Sólo tocaba esperar. Mientras esperaban información al respecto del estado del presidente a Brian le encargaron unas cuantas tareas extra y mientras estaba haciendo fotocopias y mirando al infinito escuchaba la radio que siempre tenían puesta en la oficina, no decían nada nuevo. Simplemente el parte con el estado del Presidente. Seguía estable. Si no cambiaba su estado su portada iría al archivo. 

Casi era la hora de imprimir los periódicos cuando la noticia sacudió la redacción.

- El Presidente ha fallecido a consecuencia de las graves heridas a causa del atentado. El mundo se encuentra desolado y los cancilleres tendrán que decidir quién será el próximo sucesor de Keller.

Una mirada de preocupación apareció en los ojos de todos los presentes en la redacción. El mundo no se pararía porque Keller faltase pero las cosas se podrían poner muy mal si el ala dura de la cúpula directiva elegía a un candidato más radical que el propio Keller. No era cuestión de ponerse negativos pero sí había preocupación general y al día siguiente esa preocupación estaría en la calle.

Brian estaba contento porque su portada iba a salir pero no le gustaba que fuese en aquellas terribles circunstancias. Suspiró aunque su sonido fue ocultado por el sonido de las rotativas trabajando.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...